CONCHA ESPINA

ENCUENTRO: CONCHA ESPINA

“Cuatro claves de la vida y obra de Concha Espina: independencia personal, reconocimiento de la mujer, regeneracionismo español y compromiso humano “

FECHA Y HORA: 6 JULIO a las 19.00h

LUGAR:  Salón de Actos del Instituto Cervantes. C/ Alcalá 49 ( Entrada por la c/ Barquillo 4) Madrid

INTERVIENE: 

Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna. Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

ESPAÑOLAS POR DESCUBRIR EN RADIO EXTERIOR DE ESPAÑA- "Punto de enlace"

"

Concha Espina, escritora española coetánea de la llamada generación del 98 aunque por edad no pertenece a la generación del 14 ni a la del 27, pese a ser contemporánea de los escritores pertenecientes a ellas.

Concepción Rodríguez-Espina y García-Tagle (Santander, 15 de abril de 1869-Madrid, 19 de mayo de 1955), más conocida como Concha Espina 

Cabe destacar el parentesco que la unió posteriormente, por su matrimonio, con la famosa pintora María Gutiérrez Cueto, más conocida como María Blanchard, prima del que fue su marido, Ramón de la Serna y Cueto. Tras la quiebra de los negocios de su padre, su familia se trasladó a Mazcuerras en el valle de Cabezón, a la casa de su familia materna.

El 14 de mayo de 1888 publicó por primera vez en El Atlántico de Santander unos versos usando el anagrama Ana Coe Snichp. En 1891 fallece su madre. El 12 de enero de 1893,​ contrajo matrimonio con Ramón de la Serna y Cueto, y se trasladaron a Valparaíso (Chile).

En 1894 nació su primer hijo, el escritor y traductor Ramón, y en 1896, quien también sería escritor y periodista Víctor de la Serna. En Chile comienza a colaborar con periódicos chilenos y argentinos. En 1898 regresaron a España, instalándose en Cabezón de la Sal (Cantabria) y en 1900 nació su hijo José, fallecido siendo niño; en 1903, su única hija, Josefina (esposa del músico Regino Sainz de la Maza y madre de la actriz Carmen de la Maza), y en 1907, su último hijo, Luis. Su incipiente labor como escritora incide en su matrimonio, debido a los celos profesionales de su marido.

En 1909 logró un puesto de trabajo para su marido en México, y ella se instala en Madrid con sus cuatro hijos, separándose así el matrimonio.

Escritora ilustrada y una de las mentes más preclaras de la literatura española de la primera mitad del siglo xx, celebraba los miércoles un salón literario en la calle Goya, donde asistían personajes de la burguesía e intelectuales, como la esposa de Antonio Alcalá Galiano, el crítico Luis Araujo-Costa, el doctor Carracido, los dibujantes Bujados y Fresno, también escritores hispanoamericanos como el venezolano Andrés Eloy Blanco, el costarricense Max Jiménez y un buen número de poetisas noveles. Fue colaboradora de diversos periódicos, como El Correo Español de Buenos Aires, y en España, “La Vanguardia” de Barcelona, y La LibertadLa Nación de Madrid, ya desaparecidos, o El Diario Montañés de Cantabria.

En julio de 1934 finalmente se divorcia jurídicamente de su marido, quien fallecerá en 1936. La guerra civil española la sorprendió en su casa de Mazcuerras, de donde no pudo salir. Desde 1937 colabora habitualmente en el diario ABC de Sevilla y escribe novelas testimoniales, como RetaguardiaDiario de una prisionera o Luna roja.

En 1938 empezó a perder la vista y, aunque fue operada, en 1940 quedó completamente ciega. No obstante, no dejó de escribir. Además, varias de sus obras fueron adaptadas al teatro y al cine. Murió a los ochenta y seis años de edad, el 19 de mayo de 1955 en Madrid.

Entre muchos otros premios y honores, en 1914 y en 1924 recibió premios de la Real Academia Española por La esfinge maragata y Tierras del Aquilón respectivamente. En 1927  le fue concedido el Premio Nacional de Literatura por su obra Altar mayor. Asimismo, llegó a ser candidata finalista en tres ocasiones consecutivas al Premio Nobel de Literatura (1926, 1927 y 1928). El primer año perdió por un solo voto .

En 1948 el pueblo de Mazcuerras adoptó oficialmente el nombre de Luzmela, cuando se celebró allí, en su casa, la ceremonia de imposición de la banda y gran cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio. El 8 de febrero de 1950 recibió la Medalla al Mérito en el Trabajo.

Para consultar sus obras principales

ALFREDO PÉREZ DE ARMIÑÁN Y DE LA SERNA

Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Alfredo Pérez de Armiñan y de la Serna (Madrid, 1952)

Perteneciente a una familia muy vinculada con la cultura y las letras, por ser bisnieto de la escritora Concha Espina, nieto de Víctor de la Serna y Espina y sobrino nieto de Ramón, Josefina y Luis de la Serna y Espina, Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna es un jurista especializado en la protección del Patrimonio Cultural y en la gestión cultural.

En junio de 1973 obtuvo el título de Licenciado en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y en junio de 1977 ingresó por oposición en el Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales.

En el ámbito cultural ha desempeñado numerosas funciones tanto en el sector público como en el privado.

Sus últimos cargos públicos en este campo han sido los de Presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, entre octubre de 2015 y febrero de 2020, nombrado por Real Decreto, y Director General Adjunto para Cultura de la UNESCO, nombrado en julio de 2014 tras ser seleccionado mediante concurso internacional.

Anteriormente, en el periodo 1980-1983 ocupó en la Administración General del Estado, entre otros, los cargos de Secretario General Técnico del Ministerio de Cultura y Director General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas de este mismo Departamento.

Entre los años 1996 y 2014 desempeñó la dirección de las siguientes Fundaciones culturales privadas españolas: Fundación Caja Madrid (1996-2002), Fundación Colegio Libre de Eméritos, Madrid (2002-2012) y Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón (2012-2014).

Durante el periodo 2003-2011 fue también Presidente de la Asociación Hispania Nostra para la protección y promoción del patrimonio cultural y miembro del Consejo de la Federación Europa Nostra.

Entre 1993 y 2003 fue vocal del Real Patronato del Museo del Prado y miembro de su Comisión Permanente. Volvió a pertenecer a este Patronato desde el año 2015 hasta el 2020, como miembro nato, al desempeñar la presidencia del Patrimonio Nacional.

Desde 1996 es Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en su calidad de especialista en la protección del Patrimonio cultural y en la gestión cultural, siendo en la actualidad Vicedirector- Tesorero de esa Corporación.

Es autor de los libros “La Monarquía y la Constitución” (Madrid, 1987, junto con M. Fernandez-Fontecha) y “Las competencias del Estado sobre el Patrimonio Histórico Español en la Constitución de 1978” (Madrid, 1997), así como del Comentario al artículo 57 – Sucesión de la Corona (junto con J. Tomas Villarroya) – en los “Comentarios a la Constitución Española de 1978” dirigidos por O. Alzaga (Madrid, 1998). Dirigió en 1986 la publicación de los “Trabajos parlamentarios de la Ley del Patrimonio Histórico Español”, en cuya elaboración participó como Letrado de la Comisión de Educación y Cultura del Congreso de los Diputados.

Contacta con nosotros

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

No lo lees? Cambia el texto. captcha txt
0