2017

Clara María González de Amezua

El Círculo de Orellana ha hecho entrega de su I Broche a Toda una Vida a la gran dama de la gastronomía española, Clara María González de Amezúa.

El Círculo de Orellana, pone en marcha con esta actividad un acto en el que anualmente se entregará el broche a Toda una Vida a una mujer que haya sabido hacer de su gran pasión su vida profesional convirtiéndose así en modelo e inspiración para las nuevas generaciones.

El 20 junio el Auditorio del Despacho de Abogados Cuatrecasas estaba abarrotado. Grandes de la gastronomía española, su familia, sus amigos, académicos, cofrades y una gran representación de las socias fundadoras del Círculo de Orellana.
A Clara María se la quiere y se la admira, y quizás por eso, durante el acto hubo una emoción constante con todas y cada una de las intervenciones.

Pilar Cavero, socia del despacho Cuatrecasas, dio la bienvenida con unas palabras recordando la apuesta de este despacho por el liderazgo femenino. Siguió la presidenta del Circulo de Orellana, Leticia Espinosa de los Monteros, quien explicó cuál es la misión de esta joven asociación sin ánimo de lucro, constituida por casi 40 socias fundadoras de todos los ámbitos profesionales: “Una misión, como parte de la sociedad civil, que quiere actuar. Divulgando el trabajo de mujeres con grandes trayectorias y destacando así a mujeres que luchan por sus compromisos en la defensa de valores como la vocación, el esfuerzo , el emprendimiento y el compromiso.”
El acto contó con tres ponentes: Lourdes Plana directora de Madrid Fusión, que agradeció a Clara María, todo lo que le había aportado en su vida profesional. Fausto Luchetti, director del Consejo Oleícola Internacional durante 1987 al 2002, que recordó como juntos llevaron el aceite de oliva y la cocina mediterránea por todo el mundo y Rafael Ansón presidente de la Real Academia de Gastronomía, destacando el compromiso que la homenajeada ha mantenido siempre con la alimentación,  buscando siempre la excelencia del producto y la dieta sana y saludable.

Tras los ponentes, muchos de los presentes se sumaron al reconocimiento mediante unas intervenciones  desde sus asientos. Pudimos escuchar a Toño Pérez del Restaurante Atrio, que recordó al igual que Juanjo Lopez de la Tasquita de Enfrete “Todo lo que le debemos a Clara María por tanta ayuda ofrecida a tantos cocineros ””Estando siempre pendiente y preocupada por ayudar a los pequeños y humildes restaurantes”
Estela Villalba, gran amiga y socia fundadora del Círculo Orellana  recordó a un gran filósofo“Decía Platón, en su tratado de las virtudes, una persona es prudente cuando ejercita la razón, es fuerte quien domina sus emociones o su espíritu; tiene templanza cuando esa razón anula los deseos, y es justa cuando aplica todo lo anterior buscando el bien común y llega a la excelencia. Todo esto que la definen bien, justifica este homenaje y mis palabras”
Abraham Garcia  de Viridiana,  tras una emocionante intervención  quiso finalizar con un ”Dios te bendiga, Clara”
Manuel Dominguez de Lua recordó emocionado los viajes a América con Clara  “reconociendo como empecé a aprender de ti, y como los vuelos se me hacían cortos”
Carlos Espinosa de los Monteros, Alto comisionado de la Marca España: expreso que “Clara representa lo que yo considero que es la Marca España, y ojala me hubiese ocupado yo en esa época de sus viajes por el mundo.” La presidenta de la Cofradía de la Buena Mesa, Imelda Moreno, recordó la enorme amistad que las une habiendo recorrido un  camino conjunto  en la gastronomía,
y quiso dedicar emocionadamente unas palabras a quién lhizo posible que el  camino se iniciase, su padre, el Conde de los Andes
Todos reconocieron que Clara María es y ha sido una mujer luchadora, vocacional, y gran  pionera. Una mujer que ha contribuido a posicionar la gastronomía española y ha ayudado a muchisimos cocineros.  Ademas ha sido y es empresaria, escritora y académica pero sobre todo es una gran amante de sus familia, de sus hijas, de sus nietos y de todos sus amigos “Ha sido y es, como dijo la presidenta del Circulo Orellana “Un faro que ilumina: una gran ejemplo a seguir.”
Tras estas intervenciones Clara María González de Amezúa tomó la palabra para contar, con sentido del humor, sus inicios en este mundo, resaltando sus agradecimientos a quienes tanto la ayudaron.  Concluyó con una emocionante referencia al “anochecer de la vida”, al importantísimo papel que las personas mayores pueden realizar para ayudar en esta sociedad que corre peligro de olvidarse de ellas y de todas las experiencias que ellas deben y pueden aportar en esta etapa que ella se encuentra”.

Como cierre del acto hubo un regalo sorpresa por ser  una gran melómana: la interpretación del Adagio de Bach por una de nuestras grandes artistas internacionales la violinista Leticia Moreno, también socia fundadora del Circulo de Orellana.

Asistieron además:

Sus hijas Gabriela, Regina y Beatriz LLamas , muchos de sus nietos, la artista Silvia Torán, cocineros como Isabel Maestre, Carlos Posadas , Benjamín Urdiain , Maria Eugenia Pérez Blanco.
Señores de Ybarra, Baronesa de Grado, Regina Chavarri, Marqueses de Prado, Manuel Melgar, Conde de Bernar, Carlos Fernández Lerga, Teresa y Lucia Muguruza, Águeda de la Pisa, José Luis García Berlanga, Luis Sagrera, Verónica Gómez Acebo, Giuliana Calvo Sotelo, Rosario Barros, directora de Cordon Bleu Madrid,  María Luisa Gil de Biedma, Piedy Aguirre, la Condesa de Areny, Condesa de la Conquista, marquesa de Movellán, Condesa de O’Madam, Miguel Spottorno en representación del Instituto Cervantes, los Señores de los Casares, Luis Infante, Mase Bofill, Mariola Calderon, y entre las Orellanas: Benita Ferrero Waldner, Candela Cort, María Eugenia Girón, Mercedes Temboury, Maria Ángeles Osorio, María José Rubio, Laura Castan, Lola Gavarron Isabel Oriol, Cristina Poole, Piedy Espinosa de los Monteros, Marta Sánchez, Mirta Guiesso, Carolina Godayol, entre otras….

Contacta con nosotros

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

No lo lees? Cambia el texto.